Pages Navigation Menu

Cooperación Internacional para el Desarrollo

Comunidades indígenas venezolanas migrantes en Roraima, Brasil trabajan junto a UNICEF y la Cooperación Española en para mejorar sus oportunidades

Acceda a esta nota en Idioma Portugués / Aceda a esta nota em português:

Los días 31 de mayo y 1 de junio, se llevó a cabo en Roraima el taller de Capacitación e Información sobre Ciudadanía, Derechos y Consulta de los Pueblos Indígenas, con enfoque en poblaciones originarias de Venezuela. Este taller se realizó en el marco del proyecto “Fortalecimiento de las capacidades, la participación y el acceso a los servicios básicos de los migrantes venezolanos y la comunidad indígena Taurepang y Warao en asentamientos urbanos en el estado brasileño de Roraima”.

El proyecto de cooperación multi-bilateral entre UNICEF, el Gobierno de Brasil y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) trabaja, a través de la Oficina Técnica de Cooperación regional de AECID en Uruguay, junto a las organizaciones comunitarias y sociales, estrechando sus lazos con las instituciones del Estado en relación al conocimiento y gestión de salud, agua y saneamiento, educación, prevención de violencia y fortalecimiento comunitario.

Conoce más sobre este proyecto, en el video: Click aquí para ver el video

Brasil ha sido uno de los países más afectados por la crisis y pandemia de la COVID-19, siendo el estado de Roraima el que tuvo la mayor tasa de incidencia proporcional en el país. En este contexto, la migración de personas y comunidades indígenas venezolanas ha incrementado lo que implicó la necesidad de fortalecer sus capacidades para el acceso de servicios básicos.

Entre las acciones previstas se identificó la necesidad de desarrollar el proyecto Plan de Vida junto con líderes Warao, E’ñepa y Kariña, para visualizar las perspectivas de futuro de las personas migrantes y refugiadas de comunidades indígenas incluidas mujeres, hombres, ancianos y adolescentes, promoviendo el diálogo con el estado brasileño, las instituciones gubernamentales, la sociedad civil y las agencias de Naciones Unidas.

En esa línea, el taller organizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en alianza con el Consejo Indígena de Roraima (CIR) y la Universidad Federal de Roraima (UFRR) estuvo dirigido a servidores de educación, salud y asistencia social.

Su objetivo fue contribuir a la formación de agentes públicos del estado de Roraima para mejorar el diálogo intercultural en la esfera pública, asegurando el acceso de los pueblos indígenas a los derechos básicos garantizados en los instrumentos jurídicos nacionales e internacionales. También dar a conocer las demandas detalladas en los Planes de Vida de estas poblaciones, que también serán presentados en el evento.

Durante el acto de apertura del taller en Boa Vista, la Coordinadora General en funciones de la Oficina Técnica de Cooperación para Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, Mercedes Flórez, subrayó que “para España, es fundamental combinar la imprescindible respuesta humanitaria con un enfoque de desarrollo que ponga la mirada en la integración de estas personas en las comunidades que las reciben, las cuales a menudo se encuentran también en situación de vulnerabilidad, ahora agravada por la situación generada por la pandemia”.

Asimismo, resaltó la labor de UNICEF, entidad implementadora del proyecto que busca apoyar a las comunidades indígenas en la construcción de capacidades y formas de interlocución con las políticas públicas para permitir el acceso sostenible a los servicios básicos, teniendo entre sus componentes un enfoque en salud mental, desarrollo energético sostenible y conectividad, así como acceso a salud, agua y saneamiento.

Como socio estratégico local, el proyecto se basa en la experiencia del Consejo Indígena de Roraima (CIR), una organización sin fines de lucro que opera en el estado de Roraima, y que desde 2011 es pionero en la construcción de planes de manejo territorial indígena en el estado de Roraima. Para ellos se trabaja en coordinación con ellos en la elaboración de los Planes de Vida como instrumento de gestión territorial y herramienta de diálogo.

Entre diciembre de 2020 y diciembre de 2021, este proyecto realizó cinco talleres en tierras y reservas indígenas, en los que se abordaron temas como fortalecimiento político, educación, sostenibilidad, vivienda, empleo, ingresos, protección, salud y prácticas socioculturales. En estos talleres, se contó con la participación de 45 líderes indígenas, quienes también intervendrán en la redacción del documento que reunirá las conclusiones de estas instancias.

Su finalidad es fortalecer las capacidades de las instituciones gubernamentales y los grupos de la sociedad civil dedicados a los derechos indígenas, mejorando la coordinación y desarrollo de estrategias conjuntas para garantizar el acceso a los servicios esenciales de manera efectiva, mejorando la calidad de vida de la población meta.

Igualmente el proyecto busca fortalecer el desarrollo comunitario de manera sostenible, apoyando las capacidades de acceso a tener derechos y servicios de salud, agua, higiene y saneamiento, con enfoque intercultural, en contexto de migración y de la pandemia de COVID-19.